La relación entre humanos y lobos nunca ha sido fácil. La presencia humana para el lobo ofrece presas fáciles para las manadas pero su persecución le ha conducido a su desaparición en muchas partes de España. En Madrid no había noticias de lobos desde hacía más de 70 años, pero en 2013 volvió a la Sierra Norte y, en menos de diez años,... seguir leyendo  


Fuente. www.elindependiente.com